Comunicación con Animales, la sabiduría de la Presencia

El reino el reino animal siempre se ha comunicado. Otra cosa es que lo escuchemos.

Civilizaciones más conectadas con la Tierra, la Naturaleza y sus elementos, se comunican con los animales de una forma natural.

Los animales nos hablan. Se comunican. Pero a veces no les escuchamos ni entendemos porque hemos perdido la capacidad de conectar con esta facultad natural del ser humano.

Ellos, nos dan la oportunidad de conocerles mejor, de entenderles, de tener un vínculo más especial si sabemos cómo sienten y qué piensan.

Empecé a hacer consultas de comunicación con animales gracias a la llegada de mi perrita a mi vida. Un día le pregunté si quería quedarse una tarde con una amiga mía en su casa. Yo no conocía la casa de mi amiga, nunca había estado. Le pregunté a mi perrita a través de emitirla una imagen, si no la importaba quedarse allí. Y ella me envió una imagen de una ventana con rejas con pinchos en forma de flecha con el mensaje de fondo de:  «No me gusta no ver el exterior, ni las flechas tipo barrotes en las ventanas». Cuando se lo conté a mi amiga, me fascinó saber que su casa tenía exactamente las ventanas como dijo mi perrita. Desde ese momento, sabía que tenía que comunicarme con las mascotas para unir y potenciar el vínculo entre animal y humano desde el amor y el respeto.

Los animales para mí son ángeles en la Tierra. Nos reflejan todo lo que emitimos. Ellos nos aceptan como somos pero también tienen sus miedos, sus tristezas, sus traumas y sus preferencias con respecto a vivir con sus dueños.

Cuando les escuchamos, les hacemos parte de la familia, les damos calidad de vida y además, podemos aprender mucho de su innata sabiduría.

Nos ayudan a crecer y a desarrollar nuestro eje principal: El corazón.

En las consultas que he tenido hasta ahora, he aprendido cosas de su mundo que no podía ni imaginar. He comprendido más sus emociones y su sensibilidad y cómo les llega a afectar la vida y relación con su amo. Todas las consultas me han aportado mucho como persona y para mi propio crecimiento personal.

Destaco ahora mismo, la situación que viví con un perrito de tamaño mediano que estaba en el quirófano de una clínica veterinaria. Iba a comunicarme con él tras la operación preguntando por su salud. Pero murió durante la intervención. Yo estaba esperando en el hall de la clínica cuando me comunicaron que había fallecido. Pedí entrar a verle. Me permitieron entrar al quirófano y dejarme en presencia de su cuerpecito ya inerte el rato que necesitase. Me acompañaba mi perrita en todo momento. Ella, que normalmente es muy nerviosa, esta vez estaba tranquila. Sabía que el perrito había fallecido y le estaba dando ese espacio de respeto y amor que los animales sienten. El perro yacía en la mesa de cirujía. Yo le miraba con ternura.  Aún tenía los esparadrapos y las agujas de transmisión de sangre necesarias para la operación. Y rápidamente, el perrito me empezó a hablar a través de mi mente.

Dijo:

 

«Estoy aquí, estoy bien. Mi muerte, un poco triste porque no estaban mis amos. Quiero decirles algo: que les amo. Gracias por todo lo que han hecho por mí. Su buena fe en darme lo mejor aunque a veces no supieran. A la veterinaria dile que tiene un corazón enorme y que la hablaba y no me oía. La decía que me iba y que quería ver a mis amos. Pero no me oyó. Que no se sienta mal por ello y se tranquilice. Hace una gran labor. 

Mi vida fue feliz. Ahora me espera otra. Dile a mi dueña que la quiero, que no esté triste y sonría más. Que les llegará otro perrito casi como yo. Quizá más obediente. Y a mi dueño… A él, dile que le comprendía cuando estaba mal y pasaba sus baches. No me gustaba verlo así. 

Me voy ya, pero estaré cerca de ellos estos 2-3 días. 

Nuevas aventuras me esperan. Me gustaba correr y elegiré largas patas (sonríe).

No pasa nada. No estéis tristes. Estamos/estoy para ayudaros y esto no es el final. 

Ya me quiero ir. El tránsito cuesta un poco. Pero estos 2-3 días volveré de vez en cuando. 

Me gustaría que me quitasen las vendas… Quiero volar libre. Díselo a ellas (veterinarias).

Gracias y nos vemos pronto. Aunque no me reconozcáis»

 

Todas sus palabras las leyó la veterinaria. Se emocionó. Dijo que no sabía mucho de ese perro y de sus dueños, pero que lo poco que sabía es que le gustaba correr y que no era nada usual en esa raza. Días después, me contó que sus amos no quisieron venir a verle y despedirse una vez fallecido. Ni tampoco llegaron las palabras que su perrito dijo para ellos.

 

Y hago un llamamiento para que nuestras mascotas hagan el paso de vida a muerte acompañados de sus queridos amos. Comparto este texto revelador de lo que han observado veterinarios tras la eutanasia.

Veterinarios revelan una verdad desgarradora pero necesaria, relacionada con la eutanasia a animales y que encierra un gran valor en ese último momento de vida. Todo comenzó con un comentario en Twitter que hizo la usuaria Jessi Dietrich. Le preguntaba a un veterinario cuál era la parte más difícil de su trabajo. La respuesta le rompió el corazón.

“Dijo que cuando tenía que sacrificar un animal, el 90% de los propietarios no quería estar en la habitación cuando los inyectaba, por lo que en los últimos momentos de la mascota suelen buscar frenéticamente con la mirada a sus dueños y eso me rompió», recordó Dietrich.

La clínica veterinaria Hillcrest, en Sudáfrica, publicó en Facebook un mensaje tan poderoso como emotivo en el que invitaba a los dueños de animales domésticos a acompañarlos hasta el final.

“Cuando usted es dueño de una mascota, es inevitable -la mayoría de las veces- que ellas mueran antes que usted. Cuando tenga que llevar a su mascota al veterinario, para que tenga un final humano sin dolor, quiero que todos sepan algo… usted ha sido el centro de su mundo TODA SU VIDA. Quizás él ha sido solo una parte de la suya, pero todo lo que conoce es a usted como su familia», se lee en la misiva.

Y añade: “Para nosotros, como humanos, es devastador perderlos pero, por favor, le ruego que NO LOS DEJE. No deje que transiten de la vida a la muerte en un cuarto con extraños, en un lugar que no les gusta. Lo que tienen que saber es que ELLOS LO BUSCAN CUANDO USTED LOS DEJA”.

“Ellos buscan en cada rostro la persona que aman. No entienden por qué los dejó cuando estaban enfermos, asustados, viejos o muriendo de cáncer, y necesitan su consuelo. No sea cobarde, porque piensa que es demasiado para usted. Imagine cómo se sienten cuando los deja en su momento más vulnerable y gente como yo (el veterinario) trata de hacer lo mejor que puede para consolarlos, hacerlos sentir menos asustados y explicarles por qué no pudo (su dueño) quedarse”.

Hay que estar a su lado, para decir adiós. Es un miembro de la familia que se va y hay que sobreponerse al dolor para acompañar a su mascota en ese instante definitivo.

 

Esta, y otras consultas con los animales, me han enternecido el corazón. Me han aportado mucho conocimiento sobre ellos y su forma de sentir cuando viven con nosotros, los humanos.

Vivos o fallecidos, se pueden comunicar con nosotros.

Siempre quise que esta comunicación tan fácil y sencilla estuviera a nuestro alcance. Agradezco que ya más personas como yo, puedan hacerlo. Y ofrecerlo al mundo.

Gracias a ellos, podemos evolucionar.

Gracias a ellos, conectamos con nuestra esencia.

Gracias a ellos, podemos aprender a vivir en la presencia.

Gracias a ellos, podemos abrir nuestro corazón.

GRACIAS

 

Mensajes para mí, de ellos:

«SÉ QUE TE QUIERES DEDICAR TOTALMENTE A LOS ANIMALES, PERO LOS HUMANOS TE NECESITAN» (Usha)

*

 

 

Para consultas privadas o información de talleres de consultas grupales, por favor contacta conmigo.

Las consultas son en presencia del animal o a distancia a través de una fotografía.

 

8 comentarios en “Comunicación con Animales, la sabiduría de la Presencia”

  1. Hola , la verdad es k me fascina mucho el trabajo k tiene Yoli con los animales. En alguna ocasión he hemos hecho alguna consulta para entender a mis animales y es fascinante como se comunican. Me encanta y lo recomiendo. Y estoy haber si Yoli , se atreve y kiere dar clases de esta herramienta k todos tenemos pero hemos olvidado utilizarla. Yo me apunto ?. Infinitas gracias

    Responder
  2. Mi querida Diana. Ante todo: ¡Gracias! Fuiste la precursora más directa e inciaste mi camino en el mundo de la comunicación con los animales. Me llamaste solicitando una sesión para tu gato y tu ave agaporny. He aprendido mucho con el tiempo de aquellas sesiones iniciales. Ver que los gatos cuando son mayores, tienen ya ideas fijas, por lo menos el tuyo y que no quiere decir que no puedan ser inamovibles, ni ellos lo saben a veces, son pura espontaneidad y naturalidad. Y tu pajarita cuando se sentía mal y no se sabía por qué y pidió que la dejaran sola y que necesitaba nutrientes en la sangre. Es increíble como tras la sesión, pudo poner el huevo que tenía retenido y le hacía sentirse mal. Cuánto aprendo con todos vosotros. Eres una persona con gran corazón y sensibilidad que ha tomado en cuenta a sus mascotas. Un infinito abrazo lleno de amor y admiración por ti.

    Responder
  3. Gracias, gracias, gracias por hacer el trabajo de mensajera de los seres que no pueden hablar por medio de la voz.

    La experiencia que he tenido hoy con mi perrita ha sido INCREÍBLE. He podido saber de donde viene (cosa que me ha encantado). Y unas cuantas cositas que me han ayudado a ver las cosas desde otro punto de vista.

    Es impresionante lo que pueden decirte y poder ponerle Voz a su hermosa personalidad.

    Sin duda alguna volveré a repetir.
    Ellos son nuestros grandes terapeutas que nos ayudan día a día a evolucionar.

    Gracias Yolanda de Corazón. ✨

    Te Amo Usha.
    Eres un Ser muy Especial. ❤?

    Responder
    • Fue una maravillosa experiencia para mí conocer a Usha, esa perrita tan especial. Enamorada de ella. Qué buen equipo hacéis, cuánto te quiere. Qué fortuna teneros la una a la otra. Gracias por dar a Usha todo lo mejor de ti.

      Responder
  4. No tengo palabras suficientes para agradecer a Yolanda lo mucho que nos ayudó con nuestra perra.
    Padecía de ansiedad y se nos escapaba de las manos…El poder poner en palabras lo que la ocurría fue luz.
    Sabemos quién y cómo fue en su vida anterior (ahí empezamos a entender) y lo poco o nada que le gustaba su nombre y sexo actual.
    Poco a poco fuimos trabajando en ello desde el amor y comprensión que sentimos desde entonces y,como un fantástico viaje,todo iba cambiando.
    Somos felices juntos,disfrutamos juntos día a día.
    Eternamente agradecidos ??

    Responder
    • ¡Cuánto me agrada saberlo! Gracias Teresa. Qué bonito ayudarles y ayudarnos. Qué gran perra tenéis. Estar en su presencia es alucinante. Sólo quería ser comprendida. Que hayas hecho esto por ella y por vosotros dice de tu gran corazón y amor. Agradecida yo.

      Responder
  5. Mi experiencia con Yolanda fue muy bonita y emotiva. Hablar con los animales es un privilegio y don que tiene Yolanda…. Y el saber que una vez te han dejado tus animales queridos puedes comunicarte con ellos no tiene precio…. El poder saber cómo te querían y tú transmitirles lo que tú sientes por ellos, es una experiencia inexplicable e inolvidable. Lo recomiendo a todo el mundo de ♥️

    Responder
    • Gracias por compartir tu experiencia Vicky. Tu sesión con tus dos mascotas ya fallecidas me enseñó muchas cosas. Los animales lo pasan muy mal cuando se les humaniza y tienen que pasar un proceso de deshumanización una vez que trascienden. También sobre la reencarnación y como algunos perros vuelven con el amo de nuevo reencarnados en otro perro. Hablar con perros ya fallecidos es una experiencia realmente inolvidable. Gracias por solicitarla y hacerme vivir contigo esta emotiva experiencia. Un abrazo

      Responder

Deja un comentario