Tu fuego es tu amigo.
Mujer, no temas tu fuego. Es tuyo. Es parte de ti.
Lo necesitas para estar en equilibrio.
Tu furia, tu arrebato, tu cabreo, tu enfado.

Necesitas tu fuego, como necesitas tu agua.
Todo ha de ser usado cuando es necesario.
Mujer, enfádate.

Cuando comprendas que es EQUILIBRADO enfadarte cuando es parte de tu equilibrio natural, ayudarás a muchas mujeres que se enfadan por dentro, consigo mismas, por no enfadarse. Por creer que tienen que ser delicadas; cuando somos todo.
A veces delicadas, a veces fieras, a veces….

(Adabuhi)
Febrero, 2019