La búsqueda de la perfección te lleva a un lugar de mucha frustración porque la perfección no es natural.

Lo imperfecto es lo natural. Lo imperfecto es lo sano y lo real.

Lo que encuentras cuando sólo quieres que todo sea perfecto es encontrarte con tu peor versión.

Tu mejor versión está en la bella imperfección de tu ser.
(Adabuhi)